Tipos de faldas

¿Te has preguntado cuántos tipos de faldas existen y cuáles son las que más te favorecen según tu estructura? En Moûtt Girls te traemos un post muy especial en el que hablaremos de las últimas tendencias en faldas, pero también en cómo adaptarlas a ti. Porque como siempre decimos, lo importante es que siempre nos sintamos cómodas, favorecidas e identificadas con aquello que llevamos.

Hace un tiempo las faldas midi eran las grandes protagonistas, pero en este 2021, la tela se acorta hasta volverse mini. En esta temporada, los tipos de faldas que más verás son aquellas con corte recto. Este tipo de cortes, que estilizan las figuras sea la talla que sea son ideales para tus looks más atrevidos, ya que al no marcar cintura puedes jugar con los volúmenes en la parte superior. Desde jerseys oversize a blusas ajustadas o tops marcados. Dependiendo del efecto que realmente quieras conseguir.

Tipos de faldas según tu figura

Lo más importante a la hora de escoger entre los tipos de faldas que existen es conocer qué te favorece según tu figura. Para eso, vamos a hacer una distinción entre las tallas curvies y las tallas delgadas. Tanto en un caso, como en el otro, escoger un diseño inadecuado puede generar que no estemos todo lo favorecidas que podríamos.

En el primer caso, para las tallas más grandes, es esencial jugar con el patronaje de la falda. Para ello, faldas ajustadas a la cadera con volantes en la parte inferior son esenciales, ya que equilibran nuestra figura. También se puede conseguir un efecto de lo más favorecedor con los cortes en las costuras. Esto hace que el cuerpo se marque y que el tejido se adapte a la perfección al cuerpo femenino.

En todo caso apostar por tejidos fluidos, sin demasiado cuerpo, en el caso de no quedar perfectamente ceñidos también será la clave para hacer que estés estupenda. Gasas, tules o crepé son opciones ideales.

Tipos de faldas para chicas más delgadas

En el caso de tener una talla demasiado pequeña y querer ganar un poco de curvas te aconsejamos a la hora de escoger entre los tipos de faldas que escojas entre las siguientes opciones. Por un lado, las faldas pareo son una gran opción, ya que visualmente gracias a su cruce central dan la sensación de volumen donde no lo hay.

Por otro lado, el uso de sobrevolantes que caigan sobre la falda, o tableado puede ayudarte a dar más volumen y equilibrar tu parte superior e inferior. Asimismo el corte recto por completo o los cortes trapecio (que se abren en la parte inferior de manera acampanada) pueden lograr el efecto que se desea.

Telas con bastante cuerpo como la pana, el cuero o el terciopelo son buenas opciones para ganar unas tallas de más visualmente. Además del uso de estampados, antes que colores lisos. Y tenemos una buena noticia, todos estos modelos están disponibles en nuestra nueva colección.

Tejidos que más se llevan

Otro de los aspectos en los que te puedes fijar a la hora de escoger entre varios tipos de faldas es la tela en la que están confeccionadas. En este sentido, se plantean dos grandes opciones. A la hora de optar por una falda, o por cualquier prenda en general, puedes hacerlo por las opciones más “clásicas” o por las opciones más “arriesgadas”. Disponer de un buen fondo de armario es fundamental, ya que contar con prendas que te salvan de cualquier apuro es esencial para concebir los estilismos más espectaculares.

Pero también tener algunas prendas algo más llamativas hace que se marque la diferencia de la manera más acertada, diferenciándote del resto. Por eso, nuestro consejo es que optes por piezas esenciales, como las faldas de cuero, de algodón o de gasa. Este tipo de tejidos son una inversión muy a largo plazo, ya que no pasará nunca de moda.

Tipos de faldas: Faldas cómodas

Otra de las premisas fundamentales de Moutt Girls es que apostamos por las últimas tendencias, pero también por prendas de calidad que además son cómodas. Esto es algo que se extrapola también a nuestras faldas. Para ello, confeccionamos y diseñamos con ciertos tejidos que se adaptan a cada talla de manera especial. Frunces a la cintura, cinturillas elásticas y otros recursos hacen de nuestras faldas una gran inversión.

Esto es fundamental, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de tiempo que pasamos en la calle. Trabajo, estudios, tiempo libre… En la mayoría de las ocasiones nos es imposible pasar por casa para cambiarnos, lo que hace esencial que las prendas que tengamos sean prendas que puedan durarnos todo el día y con las que nos sintamos lo más cómodas posibles.

Además este tipo de recursos hace que también puedas usarlas en distintas épocas del año. Tanto en verano, en la que las prendas usadas son más finas, como en invierno sobre medias o leotardos.

¿Podemos ayudarte?

    Consulta
    He leído y acepto los la política de privacidad.